En el evento para-cultural “La noche en blanco” del ayuntamiento de Madrid. Se realizo una tasación económica del arte callejero como aportación a la gran propuesta museística. Mediante la colocación de cartelas informativas.

De esta forma no solo “El arte sale a la calle”, sino, que las intervenciones se convierten en propuestas integradas dentro del “mercado”.